Reforma integral de una vivienda de unos 100m2 en Santa Pola. La vivienda estaba prácticamente de origen, con algunos remiendos. Las paredes y la instalación eléctrica estaban en muy mal estado. La cocina era tan pequeña que se derribaron los tabiques que unía con el comedor para dar mayor amplitud y luz.

Nuestros clientes querían una reforma de la vivienda integral para actualizar el aspecto y adaptarlo a los estándares de diseño y habitabilidad actuales.

  • PISO ANTES DE LA REFORMA

  • PISO DESPUES DE LA REFORMA

 

La reforma integral del piso incluyó:

  • Cocina completamente nueva
  • Baño completamente nuevo
  • Instalación eléctrica completamente nueva
  • Instalación y suministro de aire acondicionado por conductos
  • Silestone acabado blanco Stelar
  • Electrodomésticos
  • Carpintería de aluminio
  • Suelo porcelánico en todas las estancias
  • Puertas lacadas
  • Luminarias Leds
  • Mueble de baño: sanitarios, grifería empotrada de ducha y mampara
  • Pintura lisa en todas las estancias
  • Instalacion de escayola nueva